Weekly LN es la plataforma que te brindará un lugar donde puedes leer novelas ligeras en entregas semanales.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ¡¿Que sucedio en el salon 3B?! [One Shot]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Io Otonashi
Autor
Autor
avatar

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 28/08/2014
Edad : 22

MensajeTema: ¡¿Que sucedio en el salon 3B?! [One Shot]   Lun Sep 15, 2014 11:51 pm

-Ah, que hermoso clima tenemos hoy por la mañana- Pensé mientras observaba el cielo a través de las ventanas del salón sin prestarle mucha atención a lo que el profesor decía.

Estaba muy emocionado por aquel día ya que muchas fechas especiales estaban muy cerca, entre ellas mi cumpleaños, el cumpleaños de mi novia  y además en unos meses nos graduábamos de la preparatoria. Ella era verdaderamente la chica de mis sueños, una joven de casi 18 años de cuerpo delgado y no muy alta, dulce y muy amable con la gente a su alrededor.

La conocí unos meses antes de entrar a clases en una visita guiada por nuestras escuelas para mostrarnos el colegio y podría jurar que ella me atrapo desde el primer instante en que la vi.
Después de escabullirme de mi grupo termine dando accidentalmente con el suyo y ella me saludo amablemente, pero debido a que la maestra encargada de su grupo me vio fui retornado a mi grupo nuevamente.

-Mi nombre es Yuuji, Yuuji Sakamoto. Me tope contigo en la visita guiada hace un mes- Le dije al verla en la entrada principal del colegio el primer día de clase.

-…-

Ella parecía no recordarme.

-¿El chico que regañaron por tu guía?- Pregunte indirectamente para ver si eso la ayudaba a recordar.

-¡Oh! ¿Eres aquel chico gracioso?- Pregunto sorprendida.

[¿Gracioso?]

-Me pareció tan repentina tu aparición y salida que pensé que se trataba de algún acto-
[Así que se tomó mi introducción como una broma...]

-¿Y bien? ¿Cuál es tu nombre espectadora-san?- Respondí siguiendo la broma.

-Mei Hanazawa- Respondió alegremente.

Desde el momento que nos conocimos comenzaron a ocurrir coincidencias en cada cosa que hacíamos. Por ejemplo, cuando le pregunte su color favorito y respondió el mismo que yo, que su fecha de cumpleaños estuviera un día antes que la mía, que nos tocara en el mismo salón y nos sentáramos uno al lado del otro y que nuestra materia favorita fuese matemáticas.

Nuestra amistad fue creciendo hasta que me di cuenta que me había enamorado de ella…

Aquel día en la piscina mientras estaba esperando mi turno para entrar al agua la vi saliendo y de alguna manera un interruptor dentro de mí se activó y mi corazón comenzó a latir a mil por hora resultando en que todo ese día no le pudiera dirigir una sola palabra sin sentir que se me salía del pecho aquel órgano tan vital.

Pasaron unos meses y finalmente me arme de valor para confesarme. Elegí como fecha el último día de clase cerca de Navidad creyendo que tal vez así tendría más probabilidades.
Para mi sorpresa no era el único que tenía planeado un movimiento amoroso ya que casi al mismo tiempo que le dije aquellas palabras ella corrió a abrazarme para decirme que sentía lo mismo desde hacía unos meses.

Poco tiempo después en el Día de San Valentín nos dimos nuestro primer beso y la siguiente fiesta de Navidad la presente a mi familia…aunque claro ellos ya la conocían por las veces que había venido a estudiar a mi casa, pero esto hacia que oficialmente formara parte de mi familia. Mi abuelo que había ido a la fiesta de Navidad le obsequio un collar que tenía hacia unos años después de platicar cerca de 2 horas con ella.

-Es una muy buena chica, no la dejes ir pequeño suertudo- Dijo mi abuelo causando que la cara de Mei se tornara roja de vergüenza.

Comimos bastante aquella noche, tanto que Mei se quedó dormida y tuvo que pasar la noche en mi casa…aunque creo que eso último fue mi culpa.

-No cambiaría este paisaje ni por todo el dinero del mundo- Dije mientras veía la dormida cara de Mei recostada sobre mi hombro y caía dormido también.

La mañana siguiente fui a casa de Mei y le explicamos a su familia lo que había pasado, su padre no estaba muy feliz que digamos pero después de unas horas de conversación logre .
calmarlo.

Pasaron unos días y después de pedirle permiso a nuestra familia quedamos en reunirnos para el año nuevo en la colina cercana al pueblo desde donde se podía observar el sol saliendo.

-No tengo palabras para describir lo feliz que soy contigo- Le dije a Mei.

Ella contesto con un beso al que le siguieron los fuegos artificiales. Unas horas después pudimos ver el sol salir y me tome unas fotos con ella.

Dos meses transcurrieron y llego el día de San Valentín, ella me regalo un chocolate que hizo en casa y ambos almorzamos en el techo aquel día. Justo cuando bajábamos por las escaleras nos topamos con un compañero de clase

-Oh…vaya, vaya. Pero si es la pareja yumei* ¿Qué hacían en el techo solos tortolos?- Pregunto Midorikawa

-Nada importante, solo comíamos nuestro almuerzo- Respondí

-¿Recibiste algo para San Valentín?- Pregunte

[*La referencia que hace Midorikawa es sobre la primera silaba del nombre de Yuuji y el de Mei para formar la palabra Yumei que significa “Famoso” en japonés]

-Esa es una pregunta muy cruel Sakamoto, sabes bien que nunca recibo nada- Respondió Midorikawa sarcásticamente

-Si por nada te refieres a esa cantidad grotesca de chocolates que tienes en el bolsillo…- Dije

-¡Oh, fui descubierto! Qué más da, igual no voy a aceptar a ninguna de ellas- Dijo en tono burlón Midorikawa

-No deberías jugar con los sentimientos de las chicas- Respondí molesto

-¿Por qué no debería? Ellas aman a tipos que las traten de esta manera…la mitad de los chicos buenos que conozco están en la friendzone- Respondió Midorikawa

-Eso es porque no tienen las agallas para confesarse- Respondí

-Puede ser…puede ser, pero mientras tanto me quedare jugando con las chicas que me persiguen. Si sigo así probablemente rompa un record- Dijo Midorikawa orgulloso de sí mismo

-¡¿Podrías dejar de regodearte porque la mitad de las chicas se mojan por ti?!- Grite molesto

-Oh, vaya lenguaje que tienes frente a una dama- Contesto Midorikawa

[¡Demonios!, ¡me olvide de Mei!]

-Ahora si me disculpan, tengo que recolectar más alma- digo, chocolates- Anuncio Midorikawa y siguió su camino

-Mei, perdona por lo que dije, Midorikawa me saco de mis casillas y…-

Mei me interrumpió con un beso.

-¿Y eso…porque fue?- Pregunte desconcertado

-Me pareció muy dulce de tu parte preocuparte por las demás chicas, si yo fuese tú le hubiera dado un golpe en la entrepierna- Contesto y salió caminando hacia el salón.

En ese momento dentro de mi cerebro se llevó a cabo una pequeña celebración, me di una palmada psicológica en la espalda y alguna neurona en algún lugar de mi cerebro fue promovida.

-No se te olvide darle un regalo decente el mes próximo- Me dije  

Los meses pasaron y nuestro primer año escolar termino, pase las vacaciones de verano visitando la casa de Mei al grado de que su padre y madre ya hacían la comida considerándome los fines de semana.

-¿Y bien muchacho? ¿Qué piensas estudiar?- Pregunto el padre de Mei mientras almorzábamos

-Ingeniería civil- Respondí rápidamente

-Oh, ya veo… ¿estudiaras con Mei también entonces?- Pregunto el padre de Mei

-Claro que sí, no me alejaría de ella por nada del mundo- Respondí

Mei trato de taparse la cara con una toalla de la vergüenza, pero solo se evidenciaba más

-Me agradas muchacho, tienes mucha determinación-Dijo el padre de Mei

-Gracias…- Respondí modestamente

-Dime ¿Cuántos hijos planeas tener con mi hija?- Pregunto el padre nuevamente

Mei escupió la sopa que se estaba tomando y yo casi me ahogo con el pedazo de carne que estaba comiendo

-¡Padre!- Grito Mei con la cara roja como tomate

-¡Era broma! Lo decía porque los adolescentes de hoy en día hacen muchas tonterías…- Dijo el padre riéndose

[Es bueno saber que se preocupa en ese nivel…]

-Hablando en serio, si le haces algo a Mei antes de que acabe la universidad estás muerto muchacho- Agrego el padre de Mei mientras se levantaba de la mesa

Yo me quede congelado en la silla igual que Mei, el miedo no me dejaba moverme y la vergüenza no la dejaba moverse, sin embargo ella de pronto comenzó a reírse y sin darme cuenta yo comencé a reírme también.

Poco después me enteraría que la cara que pongo cuando estoy aterrado le daba mucha risa a Mei

[Nota mental, revisar qué tipo de mangas está leyendo mi novia]

Nuestro segundo año de preparatoria estuvo lleno de recuerdos, hicimos nuevos amigos, fuimos al karaoke varias veces y platicábamos de anime y planes futuros en nuestro tiempo libre, además desarrolle un gusto a la escritura al grado de que comencé a escribir relatos cortos y gane varios premios en concursos; pero sin duda alguna el recuerdo más vergonzoso que tengo fue en las vacaciones de verano al final del segundo año cuando Mei sufrió una severa enfermedad estomacal, estuvo varios días vomitando y con fiebre muy alta lo cual levanto sospechas de que cierto evento pudiera haber pasado entre ella y yo por parte de sus padres. Afortunadamente todo salió bien y pudimos terminar las vacaciones de verano con un viaje a la playa

-Mei…- Comencé a decir mientras veíamos la costa desde el balcón

-¿Qué?- Pregunto ella con un tono un tanto melódico

-Te amo- Dije

-Y yo a ti Yuuji- Respondió y me beso

Jamás podré explicar esa sensación en palabras, lo más cerca que estuve de hacerlo fue proyectar la imagen de muchos cachorros corriendo hacia una persona y tratando de juguetear con ella…multiplicado por mil

-Mei…- Dije mientras recuperaba mi aliento de aquel beso

-¿Qué?- Volvió a responder en el mismo tono

-Van a publicar mi escrito- Respondí

-¡¿En serio?!- Mei grito de la emoción

-Si, al parecer había una compañía detrás del concurso y les gusto la trama de mi historia. Me dijeron que en cuanto terminara la preparatoria contactara con ellos para intentar hacer una novela ligera pero que mientras tanto si pudiese hacer cuentos cortos igual me pagarían- Dije

-¡Increíble!- Grito Mei y me abrazo con fuerza. Sentía que mi vida estaba en su cúspide…a pesar de tener tan solo 17 años

Finalmente llego el tercer año, afortunadamente ella volvió a estar en mi salón y…

-¡Yuuji! ¡Oye, Yuuji!- Grito una compañera mía

-¡¿Qué pasa?!- Grite sobresaltado

-¡Si te vas a quedar soñando en medio del día deberías tener más descanso nocturno, el profesor te acaba de pedir un favor!- Grito aquella chica

-Ah…perdón…- Conteste y fui hacia donde estaba el profesor

-¿Podrías llevar esto a la sala de profesores?- Pregunto el Sr. Enomoto

-Claro- Respondí y levante aquel pesado montículo de libretas

Tome rumbo hacia la sala de profesores y finalmente llegue, asenté todo en orden y me retire de ahí, de regreso al salón me entraron ganas de orinar y aproveche que los baños estaban entre el salón y la sala de maestros. Curiosamente me topé con Mei que estaba saliendo del baño de mujeres

-Oh, veo que ya despertaste de tu hibernación- Dijo Mei en tono robótico

-Así es señorita, fui a entregar unas libretas a la sala de profesores- Respondí con el mismo tono

Mei soltó una risa

-Supongo que alguien tiene que atender ciertos asuntos en el baño ¿no?- Dijo Mei en tono robótico

-¡Ah! Tienes razón…vuelvo enseguida- Respondí y entre al baño

-*dun, dun dun*- Grito Mei desde la puerta del baño imitando el sonido de algún concurso de respuestas en televisión

-¿Y ahora que tramara?- Me pregunte

-¡Hora del fanservice!- Grito ella

[¿Eh?]

Todavía no acababa de comprender que hacia

-¡Tu novia en la escuela sin bragas!- Grito Mei.

Casi me atraganto con mi propia saliva

-¡Oye!- Grite

-¡Tu novia saliendo del baño!- Volvió a gritar Mei.

Mis necesidades fisiológicas fueron bloqueadas por otras necesidades fisiológicas

-¡Mei, se me está dificultando hacer lo que vine a hacer!- Grite pidiendo clemencia

-¡Tu novia leyendo tus revistas porno!- Grito Mei nuevamente

-¡Meiiiiiiii!- Grite nuevamente

-¡Yay! ¡Mei 3 - Yuuji 0!- Grito Mei desde afuera

[Esto tardara más de lo que planeaba]

-Por esa última no te preocupes, ya he visto cada una de tus revistas hasta en el más mínimo detalle- Dijo orgullosa

[¡¿Ehhhhhhhhhhhhh?!]

-¿Quién diría que tendría un novio con tales fetiches?- Grito Mei

[Conserva la calma, puede que solo este alardeando para jugar con mi mente y que le revele todo]

-Colas de caba- Comenzó a decir

-¡DEMONIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS!- Grite dentro de mi

-Las vio, las vio, las vio, ¡las vio!- Pensaba mientras sentia mi existencia desaparecer

-¿Ya está mejor?- Pregunto ella

-…-

Me quede callado al descubrir su plan

-Pensé que estarías un poco “estresado” por las imágenes mentales anteriores, así que decidí relajar el ambiente con una broma- Dijo ella

-Gracias, supongo- Grite

-Regresare al salón, te veo después- Grito Mei y se fue corriendo

[Espera…después de todo no pude comprobar si en verdad ella sabe sobre esas revistas o no…]

Vi entrar a Midorikawa corriendo al baño y encerrarse

[Supongo que algo le habrá hecho daño, después de todo la comida aquí no es muy buena que digamos]

Un minuto después había terminado de orinar y me dispuse a lavarme las manos cuando de repente se escuchó una explosión y luego un sonido parecido al de un derrumbe…luego gritos…

-¡¿Qué rayos?!- Me pregunte mientras salía rápido del baño y bajaba las escaleras

-Ese sonido…no me digas que vino de…- Pensaba preocupado mientras que bajaba las escaleras
Justo después de bajar las escaleras y girar a la derecha me topé con una escena horrible que ni en mis peores pesadillas me podría haber imaginado

La chica que tanto ame, con la que compartí tanta felicidad y tristeza, mi vida en la preparatoria yacía parada sin moverse enfrente de las ventanas de mi salón de clase y bajo ella había un charco de sangre

-¿M…Me….Mei?- Pregunte mientras me acercaba a ella, esperando equivocarme

Mientras me acercaba a ella note algo aún más espeluznante, el salón de clase…mi salón de clase…y mis compañeros…habían desaparecido. Todo estaba cubierto de sangre y lo que no, estaba manchado de negro por la explosión

-Todos…- Dije en voz baja

-Mei- Voltee hacia donde estaba la chica que ya se había puesto de rodillas

-Yuu…ji- Dijo aquella chica. Era la voz de Mei. Toda su cara y parte superior estaba llena de vidrios clavados a ella, era como si la hubiesen torturado poco a poco

-Mei, aguanta por favor…pronto vendrá un médico…- Le dije en voz baja mientras veía su rostro

-¡ALGUIEN LLAME A UNA AMBULANCIA POR FAVOR!- Grite desesperadamente varias veces, sentía que se me salían los pulmones de tantas veces que lo gritaba

-Yuuji…duele…- Dijo ella mientras hacía largos espacios para poder respirar

-Sé que duele Mei, pero aguántalo, aguántalo por unos minutos por favor- Le dije mientras trataba de contener mis ganas de llorar y seguía pidiendo ayuda

Varias personas ya se habían reunido en el lugar pero todos estaban traumatizados por la escena del salón y nadie podía ayudarnos

-¡La ambulancia ya viene en camino!- Grito uno de los chicos que estaba hasta atrás

-¿Escuchaste eso Mei? Ya viene gente a curarte, estarás bien- Le dije para calmarla porque en el fondo sabía que ella tenía miedo

-Yu...ji…te…a…mo…- Dijo ella mientras lloraba y seguia tratando de respirar

-Yo también te amo Mei, te amo más que a cualquier persona en el mundo. Te amo tanto que este mundo no podría albergar mi cantidad de amor por ti- Le dije a Mei mientras agarraba su mano

-Gra…ci…as- Dijo Mei y sonrió

Su mano se soltó de la mía y ella cerró los ojos. Nunca más los volvió a abrir.

-¿Mei?... ¡Mei! ¡Mei respóndeme! ¡Mei!- Grite con desesperación para tratar de que ella despertara nuevamente…pero fue inútil. Mei había muerto

-Mei…Me…i- Grite mientras lloraba por ella, pensar en todas las cosas que hicimos, todos los momentos que compartimos y ver todo acabar en un instante, sin previo aviso.

Fue un shock terrible, moví el cuerpo de Mei hacia un lado y lo acosté sobre mis piernas mientras me pegaba a la pared y seguía llorando, las personas que estaban alrededor también comenzaron a llorar.

No me importaba nada en ese momento, no escuchaba nada en ese momento, solo quería ver a Mei sonreír como siempre lo hacía. Mis pantalones se mancharon de sangre pero no me importo, era la sangre de Mei. Trate de convencerme que era una pesadilla, pero no fue así…

-¡MALDICION!- Grite tan fuerte como mis pulmones me lo permitieron

-¿Por qué? ¡¿Por qué tenía que ser así?!- Grite nuevamente entre sollozos

-Mei…- Seguí llorando mientras murmuraba su nombre y acariciaba su cabello…sentía como todo el mundo se me caía encima y perdí el conocimiento

20 minutos después la ambulancia llego, no tuvieron que salvar a nadie. Todos murieron, todos excepto yo. Desde aquel momento, el día 25 de Marzo quedo en la lista de luto oficial de nuestra escuela. El día en que todos nos preguntamos qué diablos había sucedido en la clase 3-B
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://io-otonashi.deviantart.com/
 
¡¿Que sucedio en el salon 3B?! [One Shot]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Sid En el Salon por pmt11
» SONIC EN SALON DE LA FAMA...
» Salon del Manga XVII
» Tratamiento de salon 20m2
» Ren x Lizzy en el Salon de la Fama

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
WEEKLY LN :: Novelas Ligeras -en proceso- :: Novelas Ligeras -en proceso--
Cambiar a: